HISTORIA

FOTO-FABRICA

NZI Helmets es hoy en día un referente europeo en temas de seguridad para el motociclista.

Desde el primer casco en fibra de vidrio fabricado por su fundador Nazario Ibañez en 1972 hasta la actualidad, más de 11 millones de cascos se han producido en nuestra fábrica de Yecla (Murcia), comercializados en más de 30 Países.

NZI Helmets ha participado siempre en el mundo de la alta competición, patrocinando a grandes campeones mundiales como Alex Crivillé, Jorge Martinez “Aspar”, Alvaro Bautista y Jorge Lorenzo.

Gracias a sus esfuerzos constantes en innovación e investigación, NZI Helmets ha desarrollado su propia tecnología así como nuevos sistemas de producción para la construcción de carcasas y rellenos protectores, además de la introducción de nuevos materiales y su optimización con el fin de lograr la máxima protección con el menor peso.

En reconocimiento por los logros obtenidos en los últimos años NZI ha recibido varios premios, entre ellos el de la Asociación Española de Bellas Artes y la Sociedad Española de Estado de Desarrollo de Diseño e Innovación en la exposición “Valores del Diseño: Visión, Diseño e Innovación” en 2008, por el sistema de comunicación inalámbrica NZI Tech Com 1.0 y por el casco de seguridad, patentado por NZI Helmets.

NZI Helmets participa activamente en varios proyectos internacionales y es miembro del Grupo de Trabajo del 3er Plan de Acción Europeo de Seguridad Vial con el cual ha participado en el proyecto SIM (Seguridad en movimiento), cuyo objetivo es diseñar productos innovadores que contribuyan a la prevención y reducción de accidentes en carretera para los usuarios de motocicletas.

NZI Helmets es además una empresa comprometida con el medio ambiente. Prueba de ello ha sido su participación en el proyecto CRAFT, cuyo objetivo es el desarrollo de nuevos materiales completamente reciclables y la introducción de nuevas herramientas, normas y técnicas de fabricación que incrementen la seguridad de los usuarios, faciliten el reciclaje y regeneración de los cascos, minimizando así el impacto ambiental.